Skip to main content

Noches de enero 13

Hay veces en que el mar, después de una gran tormenta, despues de que los truenos, vientos y relámpagos causados por el movimiento del LEVIATÁN, sea este muy leve (no imaginemos cuando es aresivo), se queda tranquilo. Así lo observo, y así escucho su chapoteo. Aún aquí sentado, y temiendo por el sol que está a punto de despuntar -oh sí, esta calma se ha llevado las nubes y el cielo está abierto, luego entonces, el sol saldrá en toda su plenitud...muy malo para alguien con mi naturaleza-, me pregunto: "¿Qué fue lo que hizo que esta mole apareciera si hacía una eternidad que no lo hacía? ¿Habra sido el movimiento soberibio de la embarcación? ¿su orgullo que llevaba años retando al océano y su naturaleza?...o quizá haya sido de esas (para nosotros raras pero para ellos) comúnes ocasiones en que el corazón del mar se estremeció por las acciones de la dama desdén, dama marina, por supuesto, ante los arrullos amorosos y pasivos del mar. Porque, entre nosotros, seres (oscuros, como nos llama los vivientes de naturaleza común. Aunque en relaidad somos seres) de naturaleza alternativa sabemos que estos grandes amantes son apasionados y cuando todo pareciera estar tranquilo; uno simbra al otro para hacer más agudo y profundo el amor que ambos sienten por y entre si- Para sentirse, para vivirse- Quizá eso fue lo que generó que el monstruo se sintiera incómodo y se apurara a desquitarse con lo primero que se le cruzó en frente. El mar y la dama desdén. Su sirena.

Popular posts from this blog

Inocencia de viernes

Kacey Kox

El(la)

Laisa Lins
porn star

10 (refrescos) favoritos 7

Pato (de toronja) Más que el Squirt, uno de mis refrescos favoritos de la primera infancia fue el Pato Pascual de toronja. Empresa 100% mexicana. Cuenta la laeyenda que la empresa ganó una demanda contra Disney por el uso del Donald Duck en sus botellas. Claro, Pascual argumento que de ninguna manera se trataba del Pato gringo sino de uno mexicano: Pascual, por supuesto.

Lulú (de grosella) Cuando iba en la primaria pública Gral. Ramón Corona, el refresco que vendían a la hora del recreo era la Lulú (parte también de la pascual). Digamos que los sabores de la Lulú eran un poco más refinados (por no decir jotones) que los del Pato. Mi favorito siempre fue el de grosella (y desde ese entonces he odiadoel sabor uva...aunque de vez en vez me eche alguno). Recientemente, en mis vosotas al Barracuda, he argadecido la decición hipster de incluir al refresquín en el menú. No ha perdido sus sabor.

Sorry, no hallé foto.
Mundet rojo Acompañado de un pozole y unas chalupas allá en casa Licha, e…