Skip to main content

Noches de diciembre

Llega la noche y no puedo cerrar los ojos
pensando en que el tiempo
no llega y que en cuanto venga se irá.
Me quedaré mirando el vacío que el horizonte de este desierto de agua
plantea debajo de un cielo sin luna y sin estrellas,
cuya única bondad es esconder el momentáneo paisaje desolado
que aún yace en la superficie, pero que pronto caerá
dentro de las entrañas de este mar casi silente
renovando la morbida estructura de su fondo
en donde incluso el fantasma queda oculto por una eterna oscuridad.
Ya sólo permanece el suave crujido de maderas que se hinchan al sumergirse
y que unidas fueron parte de una poderosa y arrogante mole
que se creyó aquello de que en su paso podía partir océanos
por el simple hecho de deslizarse entre las olas pensándose un semi dios 

Fue hasta esta noche serena...cuando apareció el Leviatán,
Tan sólo bastó un suave movimiento de costado para reventar
lo que para algunos resultaba imbatible;
un grito ahogado en silencio fue lo las gargantas alcanzaron a enunciar

 Y ahora, sólo queda el tenue golpeteo del agua en las paredes
de esta única barcaza y el sonido de mis manos pasando una encima de la otra
esperando el anuncio del amanecer como el anuncio de este instante.

Popular posts from this blog

Inocencia de viernes

Kacey Kox

El(la)

Laisa Lins
porn star

10 (refrescos) favoritos 7

Pato (de toronja) Más que el Squirt, uno de mis refrescos favoritos de la primera infancia fue el Pato Pascual de toronja. Empresa 100% mexicana. Cuenta la laeyenda que la empresa ganó una demanda contra Disney por el uso del Donald Duck en sus botellas. Claro, Pascual argumento que de ninguna manera se trataba del Pato gringo sino de uno mexicano: Pascual, por supuesto.

Lulú (de grosella) Cuando iba en la primaria pública Gral. Ramón Corona, el refresco que vendían a la hora del recreo era la Lulú (parte también de la pascual). Digamos que los sabores de la Lulú eran un poco más refinados (por no decir jotones) que los del Pato. Mi favorito siempre fue el de grosella (y desde ese entonces he odiadoel sabor uva...aunque de vez en vez me eche alguno). Recientemente, en mis vosotas al Barracuda, he argadecido la decición hipster de incluir al refresquín en el menú. No ha perdido sus sabor.

Sorry, no hallé foto.
Mundet rojo Acompañado de un pozole y unas chalupas allá en casa Licha, e…