Skip to main content

Posts

Showing posts from December, 2016

Noches de diciembre 2

(a un año de la caída) Soñé con la chica de mis sueños. Llevo soñando con ella desde que era pequeño. Evidentemente tiene vaaaaarias caras y colores de cabello y tonos de tez (aunque siempre es de piel clara). Usualmente son sueños tranquilos, chistosos y hasta reflexivos (vaya, una vez soñé que nos encontrábamos en un Vip's y nos sentábamos a platicar -catching up-, sabes? Pues hacía tiempo que nos habíamos separado). Pero este encuentro fue cruel (por llamarlo de alguna manera).  En el sueño: yo estaba recargado en el marco de una puerta que iba de la sala a la cocina de algún departamento medio random (aunque se parecía un poco al tuyo), eran como las 2 o 5 de la tarde; supongo que estaba en una especie de reunión o algo así, pues eso me dije. Ya sabes, estaba minding my own business. De pronto, aparecieron un grupo de amigos, caminando y plqaticando. Ella venía en esa bola. En esta ocasión, vestía de negro, pantalón no de mezclilla (de esos que dan arriba del tobillo …

Noches de diciembre

Llega la noche y no puedo cerrar los ojos
pensando en que el tiempo
no llega y que en cuanto venga se irá.
Me quedaré mirando el vacío que el horizonte de este desierto de agua
plantea debajo de un cielo sin luna y sin estrellas,
cuya única bondad es esconder el momentáneo paisaje desolado
que aún yace en la superficie, pero que pronto caerá
dentro de las entrañas de este mar casi silente
renovando la morbida estructura de su fondo
en donde incluso el fantasma queda oculto por una eterna oscuridad.
Ya sólo permanece el suave crujido de maderas que se hinchan al sumergirse
y que unidas fueron parte de una poderosa y arrogante mole
que se creyó aquello de que en su paso podía partir océanos
por el simple hecho de deslizarse entre las olas pensándose un semi dios 

Fue hasta esta noche serena...cuando apareció el Leviatán,
Tan sólo bastó un suave movimiento de costado para reventar
lo que para algunos resultaba imbatible;
un grito ahogado en silencio fue lo las gargantas alcanzaron a enunciar

 Y ahora…